El testamento del Dr. Gómez Maza

Sandra de los Santos.- Hoy deberíamos abrazarnos todos los chiapanecos; darnos el pésame unos a otros; vestirnos de negro, no, mejor de blanco supongo que a él le gustaría más; colgar un moño negro en las entradas de nuestras casas, no, mejor en las entradas de Chiapas, porque hoy todos los chiapanecos perdimos a alguien: al doctor, amigo, compañero, maestro, a un incansable luchador social, el doctor Jesús Gilberto Gómez Maza ya está descansando.
El doctor sabía, desde hace algún tiempo, que pronto nos dejaría, así que se puso a hacer su testamento, en él no reparte bienes inmuebles, tampoco cuentas bancarias o relojes costosos.
El testamento del Premio Chiapas 2008 en la categoría de ciencias es una carta abierta al gobernador del estado, Juan Sabines Guerrero, pero también una misiva para todas y todos los que lo queremos tanto, para quienes entienden que la solidaridad y la fraternidad es ofrecer al prójimo hasta lo que a nosotros se no está negado o se nos ha acabado.
Hace unas semanas apenas el doctor escribió una carta pública al gobernador en donde externa su preocupación porque los trasplantes de órganos en Chiapas sean una realidad, que el hospital pediátrico en Tuxtla Gutiérrez y Ciudad Salud de Tapachula sean utilizados al 100 por ciento, que los médicos sean capacitados para que se puedan hacer trasplantes en estos nosocomios.
En su carta ofreció una serie de recomendaciones “A quien corresponda” para que el sistema de salud en Chiapas mejore.
Para que se pueda hacer una realidad los trasplantes de órganos en el estado no solo es necesaria la infraestructura adecuada, también que las personas estén dispuestas a dejar algo de ellas cuando se vayan, que los familiares acepten que esa persona amada ayude a vivir a otro.
El doctor ansiaba tanto ofrecer a su prójimo algo que Dios le dejó por encargo, alguno de sus órganos, pero en Chiapas no existe el equipo humano para poder realizar este trabajo.
En su testamento, el doctor no solo ofrece, sino también pide que todas y todos nos unamos a su preocupación, que desde nuestra trinchera, como podamos, hagamos algo porque el sistema de salud en el estado sea mejor y que los trasplantes de órganos en la entidad sean una realidad y no simple retórica.
Hoy debemos abrazarnos todos los chiapanecos, pero no solo para darnos el pésame, sino también para abrazar una demanda que nos dejaron encargada que hiciéramos cumplir.

1 comentarios:

Anónimo 12:17 p. m.  

es cierto, el doctor gomez maza era un gran ser humano en toda la extension de la palabra, luchador incansable tratando de ayudar a los demas, como es el caso de los transplantes de organo para que se haga una realidad, es muy necesario para que todos podamos ayudarnos dando esperanza de vida a los que necesitann donando un organo, y saber que algo nuestro puede sar feliz a otra persona.

Seguidores

Periodismo sin censura en twitter

    follow me on Twitter