Gracias y aclaración sobre nota del chunco

El sábado por la mañana escribí un texto sobre los comentarios racistas del diputado federal, Ariel Gómez León, lo escribí y debo decirlo después de leer la columna de Pepe López Arévalo y algunos comentarios en el facebook, los cuales defendían al chunco y lo que es más grave pretendían naturalizar la discriminación. Cuando lo escribí tenía muchos sentimientos, los mismos que ahora, pero ya mejor acomodados.
Cuando me refería al cansancio, me refería a estar cansada de personas como ese sujeto -el chunco- y por ello es que invite y sigo invitado a todos y todas a seguir haciendo algo para sacar a todos los chuncos y chuncas que hay en los medios de comunicación, los que hay en la política, en los puestos de representación popular, puestos de decisión, en todos los lugares donde hacen daño.
Cuando decía Basta del chunco y vámonos a lo sigue, me refería no a dejar de hablar de Ariel Gómez y sus actos discriminatorios, que han sido muchos, sino lo contrario de lograr que se vaya del Congreso de la Unión, seguir con el tema, seguir exigiéndolo, no sacarlo de la agenda de los medios, por el contrario.
Cuando decía Basta del chunco y vámonos a lo que sigue, es no solo basta del chunco, sino a muchos más. Es ya no permitir los actos de discriminación en contra de negros, blancos, amarillos, morenos, en contra de la población lésbico, Gay, transexual, transgenero, trasvesti; los actos de discriminación en contra de las mujeres, los niños y las niñas. No permitir que la discriminación, en contra de cualquier persona por algún tipo de diferencia, se naturalice o peor aún se defienda o se justifique.
Muchas gracias a todos y todas quienes me escribieron al correo electrónico, al facebook y twitter y sobre todo, a quienes replicaron el mensaje.
Un fuerte abrazo
Sandra de los Santos.

2 comentarios:

Marco Antonio Alvarado 5:30 p. m.  

Totalmente de acuerdo con Sandra. Es más, lo del tristemente célebre Chunko no es sino la muestra, la refrescadita a todos los que trabajamos en los medios de comunicación de la responsabilidad que tenemos y el alcance y daño que podemos provocar no sólo con las palabras sino con la lengua.
Lo de Ariel fue una muestra de cinismo y claro, por el cargo que ostenta y por el que gana un jugoso sueldo, lo menos que yo espero es que le apliquen un castigo ejemplar, no sólo retirarlo de su programa de radio donde este personaje la hacía de médico, santero, sicólogo, comunicador y sacerdote, sino retirarlo también de sus funciones públicas donde ha quedado claro, no representa más que a sus intereses.

Chamus...... 10:48 a. m.  

sokela, mas piedras al saco. No cabe duda que cada dia existen más seudopolíticos o personas que creen estar haciendo algo por su "pueblo". El pedir que nos dejen esas personas es parte importante de un cambio, como también el que todos dejemos las banderas y colores pa unr esfuerzos. Ya basta de chingaderas partidistas y de joterias personales, hay que trabajar no?.....Dejemos la pendejada pa los que si la saben hacer.

Seguidores

Periodismo sin censura en twitter

    follow me on Twitter