Basta del chunco. Vámonos a lo que sigue.

Ayer en diferentes medios, sobre todo las redes sociales, no se hablo más que de los comentarios racistas del diputado federal, Ariel Gómez León. Como muchos de ustedes, yo también me canse del tema.
Con algunos compañeros o amigos conversamos sobre el tema y algunos creen o creían que lo único que se logró con todo esto es hacer más famoso al chunco tal y como lo dijo él en su programa de radio. Yo no lo creo, me niego a pensarlo, sería tanto como asegurar que hagamos lo que hagamos nada importa porque este país va seguir siendo la misma porquería. Sería tolerar todo porque lo único que logramos haciéndolo evidente es que los demás se hagan famosos o que sirva de cortina de humo.
Yo no sé si al chunco el tipo de fama que se ganó ayer sea la que le interese o la que le ayuda a ganar más puestos de representación popular, no lo creo. No sé si al menos todo esto le va a ayudar a ser mejor persona, si va a cambiar, si dejará la política, no lo sé y tampoco me interesa. Pero, si me importa que los demás seamos mejores personas, sepamos que podemos hacer algo, que no podemos tolerar todo como simples receptores y sin podernos expresar, me interesa y mucho que dejemos de ser apáticos, que hagamos algo por construir algo mejor, no para nuestros hijos o para los que vienen, sino para nosotros, porque nos lo merecemos.
Hoy leí comentarios como “no es para tanto”, “hay que tomarlo de quien viene”, “quién no ha echado desmadre y dicho cosas despectivas” repetían los mismos argumentos que dio él para justificarse. Yo sé que la mayoría o todos hemos hecho algo de lo que nos hemos arrepentido, que todos, más estando en un medio de comunicación, decimos o escribimos algo y después nos damos cuenta que cometimos un error y eso no quiere decir que seamos una mala persona. Lo que si hace a alguien una mala persona, es humillar de forma constante, faltarle al respeto a las personas que tanto nos ofrecen, es caer en el mismo error muchas veces y ser tan soberbios de pensar que no se está ofendiendo a nadie.
Pensar que no es para tanto y que efectivamente sus comentarios son parte de una broma o de su falta de inteligencia, es tanto como “naturalizar” el racismo, la discriminación y eso si es para tanto, al menos para mí, si es para tanto, porque por la naturalización de la discriminación hace que millones y no exagero, millones de personas vivan peor, mucho peor que animales y pueblos enteros sean asesinados, escondidos, rezagados y para comprobar esto basta ver Haití.
Esto va más de fondo, no se trata solo del chunco y su forma discriminatoria de ser, en su programa condenaba todo lo que fuera diferente, se burlaba de ello. Hoy, me queda claro que no se trata de él, al menos no solo de él, hoy a diferencia de ayer no pido que le vaya mal, pido que la vida le ofrezca lo que se merece, cualquiera que esto sea.
Estoy de acuerdo con muchos de ustedes que han dicho que basta del tema del chunco y que debemos de ir a lo siguiente, tienen razón, hay que ir a lo que sigue y lo que sigue, para mí gusto, es no quedarnos callado, es no ser cómplices de la discriminación, es tener memoria. La lucha es nuestra.
Sandra de los Santos. Ciudadana, periodista, docente, estudiante, hija, esposa, hermana, nieta, sobrina, tía, amiga, una mujer que aspira a vivir en un lugar mejor.

1 comentarios:

Ulises López 10:17 p. m.  

Me parece repugnante que existan personas que toleren o minimicen lo que hizo este ex-diputado federal por Chiapas, es hasta cierto punto inconsebible y lo más lamentable que en su mayoria sean chiapanecos.

Tan solo entren a youtube y se darán cuenta que existen al menos 3 comentarios a favor de este tipo (por ejemplo expresiones como "pobre chunkito") que en realidad no es diputado es una bazofia de ser humano y que se excusa de estar enfermo a raiz de lo que dijo para dar lastima y tristeza que en realidad lo que provoca es asco y verguenza..

Seguidores

Periodismo sin censura en twitter

    follow me on Twitter