Arte contemporáneo en Chiapas, “encerrado” por falta de espacios

• No existe un lugar para exhibir 475 obras de arte contemporáneo que están bajo resguardo del Coneculta
• Las obras podrían ser dañadas, extraviadas o inclusive robadas y no podría recuperarse su valor económico ya que no están aseguradas

Sandra de los Santos/Marco Antonio Alvarado

Franco Lázaro se asfixia en medio de cuatro paredes. Francisco Toledo no puede salir, lleva años encerrado. José Luis Cuevas nunca pensó terminar ahí. A Ramiro Jiménez Pozo le hubiera gustado estar en un sitio público, en donde todos pudieran observarlo.
La obra de los grabadores Franco Lázaro y Ramiro Jiménez Pozo así como la de los pintores Francisco Toledo y José Luis Cuevas está, junto con unas 450 piezas más de diferentes artistas plásticos, está guardada en el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Coneculta), debido a que en Chiapas no existe un sitio donde se pueda exponer.
En una entrevista, la directora del Coneculta, Marvin Arriaga Córdova, señaló que unas 600 piezas de arte contemporáneo se encuentran bajo resguardo del Consejo; sin embargo mediante una solicitud de información pública el Coneculta respondió que el número exacto de obras a su cargo son 475.
Según se detalla en la respuesta de la solicitud de información las obras se han obtenido por premios de adquisición mediantes festivales de artes plásticas, bienales y concursos así como adquisición a instituciones públicas como el Archivo General de la Nación.
En total de todas las piezas artísticas, bajo el resguardo del Coneculta, 177 fueron obtenidas mediante donaciones de los propios autores, 129 de ellas mediante sorteo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; 45 mediante subasta de obras de artistas miembros del Sistema Nacional de Creadores de Artes; tres como retribución del artista Antonio Ramírez Intzin al consejo por el apoyo brindado para su residencia artística en Austria.
Las piezas se han logrado juntar desde que el Coneculta era conocido como Instituto Chiapaneco de Cultura, pero de acuerdo a la versión de la directora del Coneculta nunca se ha tenido un inventario. Por el Consejo han pasado un incontable número de administraciones, pero ninguno realizó un catálogo de la obra con la que se cuenta.
¿Eso quiere decir que se pudo haber perdido obra? –Se le preguntó a la directora del Coneculta. “Pudo haber sido, pero no podemos decirlo con certeza porque nunca hubo un proceso de entrega-recepción entre las administraciones, de las obras con las que se cuenta” –respondió.
Marvin Arriaga comentó que está trabajando en un catálogo que permita conocer con precisión el número de obras que forman el acervo plástico del Coneculta, así como sus autores, características y valuación.
Sin embargo, en la respuesta de la solicitud de información que se le hizo a Coneculta, el consejo aseguró que cuenta ya con un inventario de las obras, el cual también entregó de forma digital como parte de la respuesta a la petición de información.
De acuerdo a lo que comentó la directora del Coneculta, las obras plásticas, entre grabados, pintura y escultura, se encuentran en un sitio con las condiciones óptimas para su conservación, no obstante, aceptó que urge un espacio para que se puedan exponer, porque cada año son más.
Marvin Arriaga aseguró que la obra está asegurada, sin embargo no precisó en cuánto ya que varía de acuerdo al autor y tipo de obra, esta versión contradice lo que respondió el propio consejo en la solicitud de información con folio 1073 en la que asegura que las obras “no cuentan con seguro de obra debido a recortes presupuestales anuales a la dirección de patrimonio e investigación cultural”.
Sin un seguro, las obras podrían ser dañadas, robadas o extraviadas y su valor económico no podría ser recuperado.
En cada concurso del Salón de la Plástica Chiapaneca, que se realiza cada año, se adquieren obras como reconocimiento a los artistas contemporáneos y, en ocasiones, sólo en el marco de la premiación del certamen logran ser admiradas por el público.
Aunque cada año se realizan exposiciones temporales y se utiliza la obra que tiene el Consejo bajo su resguardo, es imposible que todas las piezas que tiene el Coneculta sean exhibidas a la vez.

La mirada de un artista contemporáneo
Para el pintor y muralista chiapaneco César Francisco Corzo Espinosa, dos cosas hacen falta en el ámbito de las artes plásticas en Chiapas: un lugar adecuado para exponerlas y otro, para protegerlas; pues su paradero –después de ser exhibidas- es incierto.
Quien fuera en 1995 galardonado con el Premio Chiapas de las Artes opinó que: “Acercar la cultura al pueblo no debe limitarse a montar una exposición de algunas semanas, hace falta un reciento especial que albergue las más importantes creaciones, que son en sí mismas un legado para todos los chiapanecos”.
En una entrevista para Universa, Corzo Espinosa dijo además que no ve razón para que las obras no puedan exhibirse todo el año.
“Cuando yo estudié no había el apoyo de ahora, veo que existe el interés por parte de las nuevas generaciones pero no es suficiente con sólo una exposición, yo creo que sí existe el material suficiente para crear un centro donde cualquiera pueda entrar y conocer lo que están haciendo los chiapanecos”.
Y es que si bien dijo desconocer cuál es el acervo actual de obras de arte contemporáneo, dónde y en qué condiciones se encuentran, destacó que hasta el momento, el interés por preservarlas y exhibirlas sólo ha surgido en la mente de algunos particulares.
“A mí me han hablado algunas personas de Tuxtla que tienen posibilidades económicas, se han dicho interesados en crear un espacio para los pintores chiapanecos, pero hasta ahorita no han hecho nada”.
Con más de 50 años de ejercicio profesional de la pintura, César Corzo se dijo preocupado también por las condiciones en que puedan encontrarse muchas de las obras que, pasado el tiempo de exhibición, son retiradas sin que hasta la fecha los artistas sepan a ciencia cierta a dónde van a parar.
Al respecto agregó: “En el caso de las pinturas, se debe tener mucho cuidado con la humedad y en el manejo durante su traslado, porque al moverlas se pueden romper”.
Además, advirtió que obras perdurarán en la medida que reciban el cuidado necesario, algo que, reconoció, no es barato, pero sí mucho menos costoso que si se deja pasar el tiempo y los daños aumentan.
“Pero ese poco valor que se le dan a estas obras obedece a que muchas veces los gobiernos no tienen apreciación por el arte como una de las expresiones más sublimes del ser humano, y mientras así sea, poco podrá hacerse” opinó.
De acuerdo al inventario de obra con el que cuenta el consejo, en la bodega del Centro Cultural Jaime Sabines también hay obra del más conocido muralista de Chiapas.

Un museo de arte contemporáneo en Tuxtla
En 2008, autoridades del gobierno del estado en una reunión con empresarios tuxtlecos anunciaron la construcción del museo de arte contemporáneo en la capital chiapaneca. El proyecto sería parte de las obras de los festejos del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución.
Se pretendía, de acuerdo al proyecto que se mostró a los empresarios, que el museo fuera parte de la remodelación del Parque Morelos.
De acuerdo a lo que dijo el entonces Secretario de Infraestructura, Ricardo Serrano Pino, el aludido museo se construiría en un anexo al parque Morelos, sobre la primera avenida sur y la calle 12 poniente.
El espacio que estaba contemplado albergaría dos salas de exposiciones, talleres, biblioteca, foro, auditorio, área de lectura y, además, estacionamiento, bodega, cafetería, tienda, jardines y terrazas. Ahora, el parque está remodelado, pero el museo de arte contemporáneo no está por ninguna parte.
Sin embargo, en una reciente entrevista, Marvin Arriaga señaló que el Consejo tiene un proyecto para que el museo de arte contemporáneo sea instalado en un piso completo de la torre Chiapas, ahí estarían todas las obras que tiene bajo su resguardo el Coneculta.
“Estamos esperando la venía del gobernador para que nos permita instalar ahí el museo, aprovecharíamos que es un espacio nuevo y que es lo suficientemente grande para albergar todo el acervo con el que se cuenta”, puntualizó la funcionaria local.
El Coneculta cuenta con un recurso federal de tres millones de pesos para museografía, para instalar el museo de arte contemporáneo, lo único que hace falta es un espacio con las condiciones necesarias para que toda la obra pueda ser exhibida.
Mientras en Chiapas se encuentra el lugar adecuado para que se logre exponer el arte contemporáneo, en el Centro Cultural Jaime Sabines seguirán encerradas las obras de varios artistas y miles de chiapanecos están siendo privados de la oportunidad de apreciar la obra más representativa de estos tiempos.

RECUADRO UNO:
Estados de la república que sí cuentan con un espacio para el arte:

OAXACA
El Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca se abrió el 28 de febrero de 1992. Cuenta con 14 salas de exhibición, seis de ellas destinadas a la colección permanente, una muestra de artistas oaxaqueños: Rufino Tamayo, Francisco Gutiérrez, Rodolfo Nieto, Rodolfo Morales y Francisco Toledo.

ESTADO DE MÉXICO
El Museo de Arte Moderno del Estado de México cuenta con especialistas en investigación del tema, obras y artistas que pertenecen a esta corriente. Con un total de 576 piezas en su acervo, al año expone cuatro colecciones temporales en tres salas permanentes.

NUEVO LEÓN
El Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey es uno de los centros culturales más importantes de América Latina y es mucho más que un museo al ser un espacio plural para las diversas expresiones artísticas.
Ofrece cursos, talleres de producción artística, laboratorios, talleres de pintura y escultura para niños, programas familiares, entre otros.

GUANAJUATO
El Museo de Arte e Historia de Guanajuato cuenta con una superficie de 22 mil 750 m², de los cuales cuatro mil están destinados al área de exposiciones. Se distribuye en tres niveles y cuenta con salas de: cultura regional, escultura mexicana y exposiciones temporales


PARA SABER MÁS
http://www.arts-history.mx/sitios
http://sic.conaculta.gob.mx
http://www.nl.gob.mx
http://forumcultural.guanajuato.gob.mx

PARA SABER MÁS
http://museocesarcorzo.com/

RECUADRO DOS:
Condiciones en las que se encuentran las obras
•Las obras se encuentran distribuidas en las dos bodegas especializadas para
obra de arte, tipo bóveda sin ventanas y con una sola puerta de acceso para
cada bodega, ubicada en las instalaciones del Centro Cultural de Chiapas Jaime
Sabines, planta baja.
•Condiciones de temperatura y humedad, las bodegas se encuentran a una
temperatura entre los rangos de 18° C. a 21° C. Monitoreados con
termohigrómetros de alta precisión, la humedad relativa es de 50 a 60 por ciento
controlada con deshumificadores y pastillas de silica.
•El edificio cuenta con sistema de aire acondicionado durante las 24 horas.
•La fuente de luz en las bodegas es artificial y el tipo de iluminación es
incandescente, ( la iluminación sólo se activa al ingresar a las bodegas)
•El sistema de seguridad y vigilancia del edificio, en sus accesos principales, se
realiza por policías auxiliares durante las 24 horas del día.
•Se cuenta con sensores de humo, extinguidores de humo, extinguidores de
P.Q.S. (polvo químico seco) y sistema de hidrantes en todo el edificio.
•La conservación preventiva, se realiza por parte del personal del Departamento
de Museos Estatales (manejos, embalajes y almacenamiento).
•No se cuenta con personal especializado en restauración, por lo que en los
casos necesarios, para tal efecto, se contrata los servicios profesionales de un
restaurador.
•No se cuenta con seguro de obra.

Fuente: Coneculta, mediante solicitud de información pública con folio 1073

RECUADRO TRES
César Francisco Corzo Espinosa, nació en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez en 1933, e ingresó en 1956 a la Escuela Nacional de Artes Plásticas San Carlos.
En 1961 realizó su primer mural en el hotel Bonampak de esta ciudad y ese mismo año pintó por encargo un mural portátil titulado “La Danza de los Parachicos”.
En su prolífica carrera destacan la realización en 1968 de 25 esculturas monumentales para los Juegos Olímpicos de ese año.
Cabe mencionar que más de 20 creaciones suyas se encuentran en el estado, entre las cuales destacan los cuatro murales que pintó en 1972 en la Escuela de Enfermería de Tuxtla Gutiérrez con una técnica conocida como temple de huevo.
Un año más tarde, realizó tres murales para la rectoría de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) y en 1977 creó un mural transportable en mosaico italiano para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Chicoasén
Destacan también entre otras importantes aportaciones, la creación en 1993 del mural exterior en cerámica de la Rectoría de la UNICACH, así como el mural denominado “Visión Plástica de la Geografía Mítica” en el Palacio de Gobierno de Tuxtla Gutiérrez (1998). Culminación afortunada de dos inquietudes: la pintura y la antropología lingüística.

1 comentarios:

Anónimo 12:56 a. m.  

Buenas noches, estaba leyendo un artículo y quería saber si me podría proporcionar el documento del folio al que hace referencia "Fuente: Coneculta, mediante solicitud de información pública con folio 1073", es para un trabajo sobre un museo de arte contemporaneo y la información me parece muy útil. Muchas gracias

Seguidores

Periodismo sin censura en twitter

    follow me on Twitter