Gilberto Gómez Maza, premio Chiapas


TEXTO: SANDRA DE LOS SANTOS

CARICATURA: ENRIQUE ALFARO


Su oficio no solo es el mejor del mundo sino también el más antiguo dice al iniciar la entrevista en su consultorio, que es un buen lugar para que un “grande” cure las enfermedades de los pequeños.

Jesús Gilberto Gómez Maza es médico pediatra de oficio y profesión, político no por azares del destino, sino por la convicción de que puede curar las enfermedades de la sociedad y un cristiano practicante, no porque asista a misa todos los domingos, sino porque ha aprendido que Dios, con mayúsculas, solo se puede escribir así ofreciendo ayuda a los que menos tienen no por lástima ni caridad, sino por la fraternidad que debe de existir entre los seres humanos.

Muchos chiapanecos lo conocen porque curó sus enfermedades de pequeños o porque alivió sus preocupaciones al curar a sus hijos, pero también saben de él porque en dos ocasiones ha sido candidato a gobernador del estado, porque lo han visto ofreciendo consultas de forma gratuita en diferentes zonas del estado, porque se han sentado en la misma banca que él en alguna misa o lo recuerdan porque en un debate entre cinco candidatos a la gubernatura fue el único que habló del movimiento indígena y la causa zapatista, el que dijo en voz alta “Yo solamente tengo un jefe, un único jefe y es el que está allá arriba, Dios”.

El doctor Gómez Maza recuerda que la primera vez que hizo una autopsia fue cuando estuvo en primer grado de primaria, se lo hizo a un pez, de una de esas especies que no nacen por huevo sino vivos, en su panza tenía un montón de pescaditos, que intentó rescatar.

De niño le gustaba mucho la biología, pero al final de cuentas se decidió por la medicina humana, estudio la primaria y secundaria en Tuxtla Gutiérrez, de donde es originario y después se fue a estudiar la preparatoria al Distrito Federal.

Regresó a Chiapas al terminar la preparatoria, para ingresar al seminario de San Cristóbal de las Casas, ahí estuvo durante un año con el ahora obispo emérito de esa ciudad, Samuel Ruíz García, preparándose para ser sacerdote, pero se dio cuenta que su camino no era ese.

Decidió ingresar a la Universidad Autónoma de México (UNAM) a la Facultad de Médicina, ahí le cayó el movimiento de 1968, en el cual participó, era difícil para una persona que nació siendo de izquierda no hacerlo.

Su internado lo hizo en un hospital de Oaxaca, ahí hizo su primera huelga de hambre para exigir la construcción de un hospital infantil y el aumento de la beca que recibían los internos.

La vida de estudiante del doctor Gómez Maza está llena de anécdotas, que la edición de un solo periódico no alcanzaría para contarlas, su memoria ha sabido guardarlas.

A Chiapas regresó siendo ya pediatra, su primer trabajo en el estado lo tuvo en el hospital de San Cristóbal ahí fundó el área infantil, con cunas hechizas, focos que servían para las incubadoras y tres niñas, dos con tuberculosis y una con anemia, las dos enfermedades siguen siendo comunes en el estado.

Su andar profesional en estos más de 30 años de carrera ha pasado por el servicio público y privado así como la academia. Fue docente y director de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas y médico del hospital regional de Tuxtla Gutiérrez.

Conoce muy bien todas las dolencias del sistema de salud del estado y federal porque las ha padecido, sabe que sus enfermedades tiene cura, pero lo lamentable es que los responsables de que sobreviva hacen todo por dejarlo morir.

Gilberto Gómez Maza es también político, dice que no es otro oficio, sino el mismo, el de la medicina. “Es como en curar, pero en grandote, hacer medicina preventiva es aplicar adecuadas políticas públicas, diagnosticar es identificar los problemas y curar es resolver esos problemas”.

Hacer política para él no tiene nada que ver con los grandes discursos oficiales, sino con la solidaridad, el servicio, con otra cosa muy diferente a los que muchos están haciendo.

“Que la solidaridad encuentre el paso libre y se imponga a la retórica” dice y uno entiende en esas palabras de lo que está hablando y que muchos no han entendido.

El próximo lunes le entregarán al doctor Jesús Gilberto Gómez Maza el premio Chiapas en la categoría de ciencias, el reconocimiento no puedo ser cuestionado, ni siquiera por sus adversarios, que podrán decir muchas cosas de él, menos negar de que el doctor ha hecho mucho más por Chiapas que todos ellos juntos.

3 comentarios:

Anónimo 5:05 p. m.  

La politica del mal gobierno es la misma heredada en los tiempos de la guerra sucia de donde surge Gómez Maza, en la ascención de escalafón en el gobierno donde ha estado haciendo fila desde los tiempo de Díaz Ordaz, a la Presidencia; Echeverría, a la Secretaría de Gobernación, y Gutiérrez Barrios, a la titularidad de la DFS. Gómez y sus allegados de cual partido sea nacen junto con la guerra sucia de México.


El mal Gobierno de estado de Chiapas, premia a los ladrones embaucadores pasados por nuestros defensores. Donde el hijo prodigo del premiado el L.Ernesto Gomez Panana, ahora infiltrado como funcianario del mal gobierno, es parte medular de lo que hemos sufrido en cuanto amenazas, hostigamientos, persecusiones y carencias a las garantias humanas.


Es fácil reconocer la corrupción estatal que desato el surgimiento del Frente Zapatista y la organización del Ejercito Zapatista, debido a esta corrupción surge el plagio y robo de los Chiapanecos criollos, castizos y mestizos, al pueblo y al estado.


De esta manera es notoria la actividad de secuestros por agentes chiapanecos en otros estados a cambio de favores proselitistas y donde no hay seguimiento de averiguaciones ni investigaciones policiacas.


Una de las mayores corrupciones que han irrumpido el país mexicano se erigen desde las posturas del intrincado enrrameje político y social del estado de Chiapas, donde las organizaciones criminales van originadas desde los proyectos, premios y sus conexiones a otros estados y ciudades.


Para el caso de Gómez Maza es hacer un recuento de sus liderazgos sindicales apoyados en el P.R.I y una vez pasado su tiempo de autoridad se aseguró de un lugar en el P.R.D. donde se ubicó como dipitado local, después de ello deja el P.R.D. y desde es entonces ha sido un chantajista y agresor así como ladrón empeñado en satisfacer su egolatría, resguardada en hurtos, robos, pésimos usos politicos de programas y constantes agreciónes.


El señor Gilberto Gomez Maza, nunca fué participe del movimiento de 1968, fue partidario de las filas del P.R.I. junto con su familia.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Jes%C3%BAs_Gilberto_G%C3%B3mez_Maza"

Azul María 10:45 p. m.  

Chiarros, y otra de las chorrocientas mil cosas que desconozco... pero bue.

Cuándo posteas algo nuevo?, me encanta tu blog. Saludos!

Anónimo 1:27 a. m.  

Debes odiar mucho al Doctor Gomez Maza para inventar tanta pendejada de el. Te caga, te purga el reconocimento hacia el, pero asi es. La gente lo conocio y nada podras hacer para manchar su nombre. El trabajo del licenciado Ernesto Gomez NO tiene nada que ver con el gobierno y mucho menos es funcionario, existen pruebas. El doctor Gomez Maza si participo en el movimiento de 1968 y tambien hay pruebas. Estas son aclaraciones a tus muchas mentiras sobre el. Dudo quien seas, y sabes que haces mal y sabes que estas mintiendo al no poner tu nombre. A toda esta gente mentirosa y malintencionada y sobre todo a ti, te invito a chingar a tu madre.

Seguidores

Periodismo sin censura en twitter

    follow me on Twitter